Visión en el liderazgo cristiano

 

por

Roger Smalling, D.Min

www.espanol.visionreal.info

 

 

 

Una «visión» involucra dos aspectos:

Š      Un sueĖo alcanzable

Š      Un plan realizable

 

Esto significa una meta de gran valor, difícil de realizar, que requiere una inversión personal y de tiempo, a largo plazo. 

 

Ambos aspectos deben existir para que exista una visión. Un plan sin un sueĖo carece del ímpetu para atraer los líderes necesarios para hacerlo funcionar. Sin un plan, un sueĖo es meramente visionario y nunca aterrizará.

 

La Reforma Protestante fue el resultado de la visión de varios hombres como Lutero, Calvino y Knox. Fue una meta de valor inmenso, que costó muchas vidas por más de tres generaciones. La libertad religiosa y la prosperidad que muchos países disfrutan hoy es el resultado directo de esa visión.

 

La revolución latinoamericana bajo Simón Bolívar fue el resultado de una visión. Bolívar soĖó en la liberación de todo un continente. Fue costoso y requirió de una inversión de recursos de por vida, pero la liberación de un continente valía la pena.

 

Una visión no necesita ser tan ambiciosa como los ejemplos mencionados arriba. Cada iglesia u organización cristiana exitosa fue comenzada por una persona que tuvo la visión de que esto pasaría.

Sin un plan, una visión es meramente visionária             

Escuchar a un visionario puede ser entretenido pero también lo son las películas.

 

Elocuencia no es igual a visión. Ciertas personas inteligentes y articuladas hablan elocuentemente sobre lo que se necesita hacer. Parecen más adeptos a analizar las deficiencias de otros que a crear planes realizables. Aunque estas personas parecen eruditas y hablan con mucha confianza, uno nunca logra agarrar exactamente lo que están diciendo. Es como captar humo. Los políticos son con frecuencia así. Estos son visionarios en el mejor de los casos y líderes de ningún modo...solo charlatanes que deben ser pasados por alto.

Un sueĖo y un plan no son completamente suficientes

Algunos pueden tener un sueĖo y un plan y no ser líderes. Un tercer elemento debe entrar; la capacidad de mando personal y el compromiso para implementar la visión. Sin esto, todos ellos solamente están tratando de persuadir a otros a hacer el trabajo. Un sueĖo y un plan sin capacidad de mando es como un carro deportivo con un conductor que no arranque el motor.

Elementos de una visión razonable

Simplicidad

Usted debe ser capaz de explicar su visión en pocos segundos. De lo contrario, es muy compleja. La gente necesita comprenderla para apoyarla. su literatura promocional debe proyectar la visión en la primera línea o máximo en las dos primeras.

 

Un eslogan o un acróstico ayudan. Si usted puede producir un eslogan, este ayudará a la gente a agarrar la idea[1].

Difícil pero no imposible

Si fuera fácil, alguien ya lo habría hecho. Si la meta es realizable y deseable, pero no ha sido hecha es porque nadie cree que sea posible o porque nadie tiene la capacidad de mando para intentarlo.

 

Para alcanzar una visión, la persona debe distinguir entre imposible y difícil. La habilidad para tomar lo que otros ven como imposible y elaborar un plan para hacerlo, es la diferencia entre un obrero cristiano y un líder cristiano.

Características de una buena visión

Debe beneficiar el reino de Dios, no su propia autoestima

ņCómo su visión beneficia el reino de Dios y produce gente santa? Recuerde, la meta de Dios es crear un pueblo santo para su reino y glorificar su nombre de esta forma. Todo lo que hacemos debe calzar en esta meta o nuestra idea no viene de Dios. Algunos han construido sus propios imperios como monumentos a ellos mismos, en nombre del reino de Dios.

 

Otros tienen una fuerte necesidad psicológica de afirmar su propia valía. Cuidado con tus motivaciones.

Debe estar fundamentada en un llamado personal de Dios

Solo porque es una buena idea no necesariamente significa que Dios está llamándote para que la ejecuta. David tuvo la grandiosa idea de construir un templo para honrar a Dios. Natán, el profeta, le informó que Dios estaba feliz con la idea, pero que era Salomón quien sería llamado para hacerlo.

Conclusión

Aunque la Biblia enseĖa solamente una filosofía de liderazgo cristiano, los estilos de liderazgo pueden diferir, dependiendo de los temperamentos y de las circunstancias. Unos son pioneros, otros gerentes, y algunos son personas de mantenimiento.

Un líder está parcialmente caracterizado por tener la visión inicial. Una visión es un sueĖo realizable.

De esta lección aprendemos

Š      Algunos líderes son pioneros, otros gerentes, y otros gente de mantenimiento.

 

Š      Una visión es un sueĖo asequible de gran valor perdurable, difícil de lograr y que requiere un gran desembolso de recursos.

 

Š      Una visión debe estar acompaĖada de un plan o será simplemente un sueĖo visionario que no conduce a ninguna parte.

 

Š      La visión debe ser lo suficientemente simple para que las personas la entiendan y se involucren en ella.

 

Š      La visión viene normalmente por de un caminar personal con Dios, como cualquier otro llamado.

 

Š      Una visión genuina debe ser para el progreso del Reino de Dios para su gloria, no meramente para nuestra propia satisfacción personal.

 

Este ensayo es tomado del libro Liderazgo Cristiano

impreso, Kindle y PDF

 

 

Description: Description: Macintosh HD:Users:rogersmalling:Desktop:lzlarge.jpg

 

Otras obras por Dr. Smalling

http://espanol.visionreal.info/

 



[1]. Mi intención fue que Visión R.E.A.L sea un ejemplo de esto. Acrónimos como Reforma En América Latina pegan en la mente.